manzanas caidas

sábado, 4 de febrero de 2017

Venías con todas la ausencias encima hasta mí
No tenía casa para esperarte
Ni sillas donde puedas descansar
Los vacíos se me llenaron con tus pelos blancos en la cabeza
Esos que me decían que ya estabas viejo y cansado de caminar.
Y aún cuendo siempre te fuiste lejos
Mis pasos querían correr hasta donde estas,
Como en escena de película,
donde al final siempre hay brazos abiertos
esperando.
Te ibas, como se me van las lágrimas a recordarte
Me dejabas los espacios vacíos,
Esos que nadie pudo llenar
Me dejabas la inmediata angustia
De un cortejo fúnebre de indios en procesión
Me dejabas la imagen
De mi rostro buscándote en medio de las multitudes
Reflejada en los ojos de un triste caballo blanco
Con el pelo tan largo
Crecido en diez años de espera.
Desperté del sueño
Y aún me faltabas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tu firma aquí.