manzanas caidas

sábado, 29 de abril de 2017

Llegó a la casa cantando todas sus épocas, tenía su cuerpo envuelto en papel viejo, la lluvia de esa tarde, se pegaba a los vidrios de las ventanas con furia, intentando alcanzar todas la tardes tristes dentro de ella, no había calor para abrigarse de sus manchas de té añejadas, de todas la historias azules, que la abuela me dejó en esa taza al partir.

martes, 25 de abril de 2017

Sentado en el patio de casa, cuando sus años tenian solo una cifra, Matías imaginó que podía leer, y desde entonces todos lo libros del jardín fueron sus amigos. Pasaba tanto tiempo con ellos, que sus libro aveces se rompían de viejos antes de llegar al final.
Matías, a sus 30 años, sigue rompiendo todo aquello con lo que pasa mucho tiempo tratando de leer. Hasta Sofía se rompió, y abandonó la casa con una nota en su bolsillo que decías "los disléxicos siempre buscamos compañía para leer"

martes, 18 de abril de 2017

Volvía a casa,
todo llovido por los miedos,
las estatuas de las plazas
tienen los ojos muertos
de tanto mirar los restos
de los abrazos pudriéndose
en los bancos mojados
que nadie quiere ocupar
Llovido
Muerto que es lo mismo
Volvía a casa,
vivo en anhelo
de encontrar en medio del frío
aquel abrazo
que el sueño despierto de los tristes
mantienen.

miércoles, 5 de abril de 2017

Los vacíos 
de los sueños
andan diciendo
que
 los girasoles
 bajo
 la lluvia
 no sonríen más.